San Cipriano

La Reserva Natural Río San Cipriano, es un hermoso bosque tropical adornado con senderos, cascadas y charcos aptos para clavar y carretear si lo deseas, pero sobre todo, bañado por uno de los ríos más hermosos del Valle del Cauca, gracias a sus aguas totalmente cristalinas.

Este destino hace parte de la segunda región del mundo con alto grado de humedad, además de ser un paraíso bastante peculiar, pues el medio de trasporte para llegar a ella, son “las brujitas”, no son mujeres en escobas ni mucho menos objetos mágicos, son el medio de transporte usado por los lugareños, conformado por un tablón con unas ruedas metálicas acuñadas para deslizarse por las vías férreas. Tienen además una moto que las impulsa y las frena, además de alumbrar el camino con su bombilla. Te cuesta aproximadamente $ 8.000 pesos colombianos ida y regreso.

brujitas.jpg

Se comenta que a San Cipriano, llegan aquellos que buscan placer para el espíritu, hermosos  paisajes totalmente verdes, gente amable, comida deliciosa y algo de  aventura. Si esto es lo que estás buscando, no esperes más y ven y conoce un lugar de aquellos que dejan experiencias imborrables.

Qué hacer en San Cipriano:

  • Realizas caminatas por senderos que se conectan entre sí para dejarte disfrutar sus encantadores charcos.
  • Visitas La Platina, charco escogido por quienes realizan prácticas de buceo.
  • Visitas la quebrada La Barbacoana, con una caída de 18 metros de altura. Ubicada a 2 horas de camino.
  • Puedes Lanzarte en flotador y recorrer el río en 45 minutos hasta llegar al caserío. Esto se recomienda que no lo hagas sino te consideras un buen nadador, pues podrías pasar algunos sustos.
  • Caretear por un río de aguas altamente cristalinas.
  • Colgar una hamaca entre los árboles y descansar.
Advertisements